Disfunción eréctil La salud sexual supone una parte muy importante del estado físico y anímico de cualquier persona. Tanto logros como fracasos en el ámbito sexual afectan de buen grado al bienestar general; de ahí que los hombres que sufren problemas en la cama son propensos a padecer distintos trastornos.

El problema de erección, denominado disfunción eréctil, es uno de esos trastornos sexuales.

La disfunción eréctil es la incapacidad para conseguir una erección suficiente que permita introducir el pene en la vagina e iniciar el acto sexual.

¿Cómo se consigue una erección? El pene se compone de tejidos cavernosos y esponjosos, además de arterias para la entrada de sangre y venas para su salida. En el momento de la excitación sexual, las arterias del pene que conducen la sangre a los tejidos cavernosos y esponjosos se dilatan, mientras que las venas se estrechan. La sangre se acumula en los tejidos del pene, consiguiéndose así la erección. Dicho estado se aprecia durante toda la erección.

En el caso de disfunción eréctil, la sangre no llega a los genitales, por lo que no se consigue la erección suficiente para el acto sexual.

Aparato Reproductor Masculino Vejiga

Este tipo de problema no afecta únicamente al aspecto sexual, sino que también influye en el estado anímico del hombre, pudiendo derivar en problemas en el trabajo, de comunicación con los amigos, entre otros.

“Disfunción eréctil” sustituyó al término “impotencia” por dos razones. En primer lugar, ambos términos tienen significados distintos, ya que la disfunción eréctil es una incapacidad temporal para conseguir la erección necesaria para el acto sexual. Los trastornos relacionados con la erección pueden suceder en cualquier momento y, en teoría, se superan con rapidez. La impotencia es la última fase del trastorno de la disfunción eréctil, en la que el hombre es totalmente incapaz de conseguir una erección.

En segundo lugar, la “impotencia” acoge un significado desagradable, ya que, de manera ofensiva, este trastorno se denomina disfunción eréctil hoy en día. Debido a que una gran parte de la población masculina mundial padece este trastorno, el término “disfunción eréctil” es bastante apropiado. Con un total de 150 millones de hombres que padecen disfunción eréctil, cantidad que espera duplicarse dentro de los próximos 25 años, el número de casos es bastante significativo. Los datos estadísticos son los siguientes:

  • Más del 50% de los hombres mayores de 40 años padecen disfunción eréctil.
  • Más de 150 millones de hombres en el mundo, entre ellos 20 millones de europeos y 30 millones de americanos, padecen disfunción eréctil.
  • Uno de cada diez hombres mayores de 21 años padece trastornos de la erección.
  • La impotencia total se aprecia en un 5% de los hombres de 40 años y en un 15% de los de 70 años.

Alrededor de un 95% de los casos puede medicarse con un tratamiento adecuado. La disfunción eréctil es tratable a cualquier edad, hecho del que se ha ido concienciando la gente. Cada vez más hombres han buscado ayuda y han vuelto a una actividad sexual normal gracias a tratamientos avanzados y efectivos para la disfunción eréctil.

En la actualidad, existen tres medicamentos orales aprobados por la Administración de Alimentos y Fármacos (la FDA, según sus siglas en inglés) para tratar la disfunción eréctil: sildenafil (Viagra), vardenafil (Levitra) y tadalafil (Cialis). Todos estos agentes bloquean la enzima fosfodiesterasa tipo 5 (PDE-5); pertenecen a la categoría de fármacos denominados inhibidores de la fosfodiesterasa (PDE).

Viagra fue el primero y, probablemente, el más conocido de estos tres inhibidores de la PDE-5 empleados para tratar la disfunción eréctil. Viagra se aprobó como agente efectivo para tratar la disfunción eréctil el 27 de marzo de 1998.

Levitra, aprobado por la FDA el 19 de agosto de 2003, fue el segundo de los inhibidores de la PDE-5 en llegar al mercado estadounidense. Cialis, aprobado por la FDA finalmente el 21 de noviembre de 2003, fue el tercero de los inhibidores de la PDE-5 en llegar al mercado. Se ha demostrado la alta eficacia de estos 3 inhibores de la PDE-5; Viagra, con un 84%, es ligeramente más eficaz que Cialis, con un 81%, y Levitra, con un 80%.

ATENCIÓN: Los medicamentos genéricos contienen los mismos principios activos que el medicamento original y, por lo tanto, son intercambiables entre sí. Puede adquirir un medicamento genérico un 70-80% más barato que un medicamento de marca.

Enlances


Recomienda Farmacia Genéricos
Citrato De Sildenafil Generico

Viagra Generico Nombre de marca: Viagra
La droga más popular. Rendimiento muy grande!
Trabaja sólo 4 horas.
Paquetes: 50/100 mg


Tadalafilo Generico

Cialis Generico Nombre de marca: Cialis
También es muy popular en España. Rendimiento muy grande!
Cialis ha sido aprobado para la duración de 36 horas!
Paquetes: 10/20 mg


Vardenafilo Generico

Levitra Generico Nombre de marca: Levitra
El medicamento eficaz para tratar la tercera disfunción eréctil
Trabaja sólo 5 horas.
Paquetes: 20 mg